Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, November 9, 2009

Los primeros mapas del Sistema Solar revelan que está rodeado por una misteriosa franja


Podría ser el borde de una burbuja magnética que lo protege, hasta ahora invisible

Los primeros mapas del Sistema Solar registrados por el satélite IBEX han revelado que nuestro sistema planetario se encuentra rodeado de una extraña franja formada por átomos densamente unidos. Esta franja estaría situada en el borde exterior de la llamada heliosfera, una burbuja magnética que se cree protege al Sistema Solar de los rayos cósmicos, pero que hasta ahora no había podido ser vista


A mediados de octubre, la NASA anunció que el satélite espacial IBEX, lanzado en 2008, había generado los primeros mapas completos de nuestro Sistema Solar, con un resultado sorprendente.

En dichos mapas, apareció por vez primera una estructura brillante con forma de franja compuesta por átomos densamente unidos, que rodea a todo el Sistema Solar.

Hace tiempo que se sabía que el Sistema Solar está rodeado por una extensa burbuja de magnetismo, a la que se denomina heliosfera.

Esta burbuja lo protege de la radiación cósmica perniciosa y marca el límite entre nuestro Sistema Solar y el espacio exterior, y está compuesta por iones procedentes de la atmósfera solar. A pesar de conocer su existencia, sin embargo, hasta ahora no había podido observarse la heliosfera, porque no emite luz.

Huella magnética

El objetivo inicial del satélite IBEX (Interstellar Boundary Explorer) de la NASA era explorar y observar durante dos años la frontera entre nuestro Sistema Solar y el espacio exterior, concretamente las interacciones entre el Sol y la heliosfera.

Por otro lado, con IBEX se pretendía obtener la primera imagen completa de la situación en el borde de la heliosfera, mediante la captación de imágenes de átomos neutros energéticos (ENA) que rodean esta región.

Finalmente, en el borde del Sistema Solar, cuya longitud es de más de quince mil millones de kilómetros, se ha encontrado una franja brillante y densa formada por los ENA, explican los científicos. Dicha franja encierra prácticamente el Sistema Solar en un círculo.

Según declaraciones de David McComas, investigador principal del Southwest Research Institute de Texas (Estados Unidos), publicadas por la agencia de noticias Cordis, en total se han detectado cerca de un millón de átomos neutros, durante los seis meses que ha llevado completar el mapa del cielo.

La franja de átomos ENA detectada se encuentra justo donde el campo magnético de la galaxia envuelve más al límite exterior de la heliosfera, y podría ser la huella dejada por un campo magnético externo al borde de ésta, mediante un proceso que los científicos aún desconocen.

Según McComas, también sería plausible que esta franja hubiese cambiado de forma o evolucionado durante los seis meses en los que se han desarrollado los mapas.

Aspecto de la franja

En los mapas obtenidos por el IBEX, el cinturón de partículas parece brillante, pero en realidad la franja no es una fuente de luz, sino de ENA, que los sensores del satélite han podido detectar, explican los investigadores.

Por otro lado, la franja consiste en una fina estructura, en pequeños filamentos de emisiones atómicas, y se extiende en perpendicular a la dirección del campo magnético galáctico situado más allá de la heliosfera.

Los átomos neutros se han producido justo en el borde exterior de ésta, allí donde los vientos solares reducen su velocidad y se mezclan con materia interestelar procedente de regiones ajenas al Sistema Solar.

Burbuja protectora

Los científicos señalan en la página web de la NASA que el hallazgo de la franja que marcaría el borde externo de la heliosfera obligará a revisar las ideas previas que se tenían sobre el borde exterior de esta burbuja.

Lo cierto es que para los investigadores, de momento, la franja resulta todo un misterio, y pone de manifiesto que existe algún aspecto fundamental de la interacción entre la heliosfera y el resto de la galaxia que se les escapa.

Según ellos, comprender la física de la heliosfera exterior es importante para saber el papel que juega esta burbuja en la protección del Sistema Solar contra los rayos cósmicos.

Conocer la forma y el tamaño de la heliosfera serían factores clave para determinar la potencia protectora de dicha burbuja y, en consecuencia, la cantidad de rayos cósmicos que alcanzan la Tierra. Asimismo, los resultados recogidos por IBEX podrían ayudar a conocer cómo responde la heliosfera al colisionar con nubes interestelares (acumulaciones de gases y polvo) o con campos magnéticos galácticos.

Los resultados de esta investigación, en la que han participado científicos de diversas universidades europeas, han aparecido publicados en la revista Science.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.