Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, May 28, 2012

Homes in the most unusual places By Marcelle Sussman Fischler, Forbes.com

Location, location, location” has long been a rule of thumb in real estate. Most often it’s a place with access to the water or a spread that sits in proximity to the latest business development. In Walter Cecil’s case, though, a prime spot on which to live wasn’t near a beachfront or close to shopping. Fed up with the high cost of real estate in San Francisco, Cecil, an art dealer, fled to a secluded 8.3-acre property in the Sonoran desert. His home, a trio of rusted steel cubes linked by gravel paths, isn’t in your typical neighborhood, but that’s its draw, according to Cecil.
Caveland has gone from roller rink to concert venue to home. Photo: caveland.us Fred and Wilma Flintstone, meet the Jetsons. First a sandstone mine and later a roller rink and concert venue where Bob Seger and Ike and Tina Turner performed, the nearly three-acre property known as Caveland was purchased on eBay in 2003. Its new owners, according to their Web site, transformed the cave into a naturally insulated two-story, three-bedroom home with a gently curving staircase, hardwood floors and 28 salvaged sliding glass doors on the façade. Most of the rock walls are still exposed in their natural state. Once licensed as a bomb shelter, the cave has a natural spring and city water.
For aspiring desert nomads, this home is for sale. Photos: Rick Joy Where to put a contemporary yurt? Rick Joy’s award-winning, art-filled Desert Nomad House is secluded on 8.3 acres in the Sonoran desert at the base of the Tucson Mountains. You won’t even need to dress up when walking the gravel paths that link the trio of rusted steel cubes in small, medium and large sizes housing the entertaining, sleeping and working spaces. Each cube has a floor-to-ceiling wall of glass with panoramic desert and mountain views and close-ups of Saguaro cacti. WW II Ruin Location: Hamm Westfalen, Germany
A modern German home sits atop a piece of World War II history. Photos: Amort Architektur A five-story World War II bunker pockmarked by several air attacks but structurally sound provided a vertical, urban plot with great views for a residential penthouse built on top of it in 2008 by Amort Architektur. As a historical landmark, the bunker remains unpainted and unchanged in stark contrast to the contemporary brick, wood and steel dwelling with cantilevered decks on top.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.