Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Saturday, April 24, 2010

Hateg, Antigua Isla de Dinosaurios Enanos


La idea de que en la antigua isla de Hateg, en Rumania, existieron dinosaurios enanos, fue propuesta cien años atrás por el barón Franz Nopcsa, cuya familia poseía propiedades en el área. Él se dio cuenta de que muchos de los dinosaurios de Hateg tenían parientes evolutivos cercanos en rocas antiguas de Inglaterra, Alemania y Norteamérica, pero los especímenes de Rumania sólo tenían la mitad del tamaño.

La hipótesis de Nopcsa ha sido validada por primera vez en un nuevo trabajo realizado por el profesor Mike Benton de la Universidad de Bristol, y otros seis expertos de Rumania, Alemania y Estados Unidos. Ellos han comprobado que los dinosaurios de la isla de Hateg eran realmente enanos.

Un tema muy debatido entre los ecólogos evolutivos es si hay una "regla isleña" por la cual los grandes animales aislados en una isla tienden a volverse más pequeños. No hay duda de que los dinosaurios hallados en Hateg fueron pequeños; la duda se refería a si tales individuos habían alcanzado o no el tamaño adulto.

Tres especies de los dinosaurios de Hateg (el saurópodo herbívoro Magyarosaurus y los ornitópodos herbívoros Telmatosaurus y Zalmoxes) tienen un largo de sólo la mitad del de sus parientes evolutivos más directos de cualquier otro lugar.

El equipo examinó estos tres dinosaurios, cada uno representado por muchos especímenes, pero no encontraron evidencias de huesos grandes como los que se podría esperar encontrar en el caso de los parientes de tamaño normal. Más importante aún es que un análisis detallado de los huesos confirmó que los dinosaurios habían alcanzado la adultez.

La idea del "enanismo isleño" está bien establecida para casos más recientes. Por ejemplo, hubo elefantes enanos en muchas de las islas mediterráneas durante las últimas decenas de miles de años. Estos ejemplos bien estudiados sugieren que el enanismo puede surgir con bastante rapidez.

La idea general del fenómeno es que los animales grandes que se quedan aislados en una isla, se enfrentan a dos posibilidades: La primera es que se extingan como consecuencia de la falta de suficiente espacio para que una población de tamaño razonable sobreviva. La segunda es que se adapten. Un modo de adaptarse es volverse más pequeños, generación tras generación.

Los dinosaurios de Hateg datan de cerca del final del Período Cretáceo, hace entre 65 y 70 millones de años, cuando gran parte de Europa se vio inundada por grandes masa de agua que establecieron mares allí. Como consecuencia de esto, había un archipiélago de islas por el este de Europa y el área costera mediterránea, y se sabe de fósiles de dinosaurios provenientes de estas islas. La zona de Hateg, antaño por encima del nivel del agua que la rodeaba, fue una isla durante un tiempo.

La isla de Hateg tenía un área de cerca de 80.000 kilómetros cuadrados, y la abundante acumulación de fósiles de plantas, insectos, peces, ranas, lagartos, aves y mamíferos muestra que el entorno era rico y tropical.

Información adicional en: http://www.scitech-news.com/2010/03/island-of-dwarf-dinosaurs.html

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.