Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, January 24, 2011

El burlador de museos


Una de las obras falsificadas por Mark A. Landis.
• Un periodista contacta con el falso jesuita que 'colocó' sus falsificaciones
La noticia saltó en noviembre pasado: "Los responsables de los museos del mundo han sido advertidos de un misterioso falsificador de cuadros que se hace pasar por jesuita y ha logrado engañar ya a varias instituciones estadounidenses". "A diferencia de otros falsificadores, el supuesto sacerdote no pide dinero por sus falsos 'picassos', 'signacs' o 'daumiers'. La única recompensa que persigue, al parecer, es la satisfacción de engañar a los expertos de esos museos con sus falsificaciones".
Y ahí quedó eso, sin que trascendiera mucho más sobre la historia del jesuita, que se hacía llamar Padre Arthur Scott, que se pagaba los hoteles y los viajes, que donaba su (falsificada) colección en memoria de su madre y que, después, desaparecía como un rayo.
Bueno, algo más se supo. A partir de algunas imágenes tomadas en los circuitos de seguridad de los museos que recibieron sus visitas, se pudo reconocer en el sacerdote a otro 'donante' habitual llamado Mark A. Landis, apodo que resultó no ser un alias sino el nombre real del estafador.
A partir de ahí, John Gapper, periodista del diario económico 'Financial Times', ha reconstruido la identidad del padre Arthur y ha llegado a contactar con él. En un largo reportaje publicado este fin de semana, Gapper narra la vida de Landis. En resumen, un chico de familia bien estadounidense, nieto de un industrial de éxito e hijo de un funcionario de la OTAN, crecido entre Londres, París y Bruselas, educado durante un par de años en Suiza... Hasta que, a los 18 años, tuvo una crisis nerviosa y un psiquiatra le diagnosticó esquizofrenia.
Probablemente, fue un diagnóstico equivocado. Los que lo conocen, aseguran el 'Financial Times', dan por hecho que su caso es el de un enfermo de trastorno bipolar 'manchado' del trastorno de déficit de atención e hiperactividad.
Landis pasó 18 meses ingresado. Después, se fue a Chicago, estudió fotografía; se instaló en San Francisco y empezó a trabajar como marchante de arte. No le fue mal, pero no logró establecerse definitivamente en la ciudad. En 15 años, se mudó 16 veces, que no es un comportamiento del todo extraño en los enfermos mentales.
Y todo, para terminar viviendo en la ciudad de su madre, Laurel City, en Missisippi, la ciudad en la que Tennessee Williams hizo nacer a Blanche DuBois, la protagonista de 'Un tranvía llamado deseo'. Por cierto que Landis eligió el museo local para 'colar' la primera de sus falsificaciones.
Y allí está Landis, escondido, pero no del todo, en un apartamento de la ciudad, con un cadillac rojo aparcado en la puerta. El mismo cadillac que conducía el Padre Arthur. Landis no abre la puerta a los extraños pero termina por devolver las llamadas. No hay nada que reprochare legalmente, ya que sus engaños no le han supuesto ningún lucro ni han lesionado el patrimonio de nadie.
Eso hizo con el periodista del 'Financial Times'. Y le contó que sus jugarretas tenían el fin de... honrar a sus padres muertos.
"Cuando Papá murió quedé desolado. Y cuando Mamá murió... No sé si llegaré a superarlo nunca. Me gustaría abrir un meseo con su nombre, pero no soy millonario para hacerlo. Hay gente [con dinero] que consigue colgar los retratos de sus seres queridos ¿verdad? Lo de los mausoleos es otra cosa, todo el mundo lo tiene. En cambio, un retrato sí que significa algo...".
De modo que Landis se consagró a ello.
¿Y lo del disfraz de jesuita? Según cuenta el 'Financial Times', Landis lo eligió en recuerdo de un antiguo maestro. Mucha gente se le ha acercado pidiendo consuelo o consejo en aeropuertos y hoteles. "Y yo les he ayudado".

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.