Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Thursday, May 21, 2009

¿Qué hora es en Marte?


Mientras la sonda Phoenix trabaja asiduamente recogiendo tierra y calentándola en sus hornos para leer la química del suelo, uno podría pensar en el problema que supondrá para los exploradores del futuro el asunto del calendario marciano.

Puesto que Marte tiene una inclinación sobre su eje y un período de rotación similares al de la Tierra, un “sol” (es decir un día) en ese planeta es muy parecido en duración a nuestro día terrícola: 24 horas más 39,5 minutos. Una mente creativa se inventó un reloj como este de la fotografía, con 24 horas en lugar de 12. Entonces, las horas, minutos y segundos de este reloj son un 2.7% más largos que en un reloj terrestre.

El ajuste permite a un controlador en la Tierra seguir las aventuras de algo o alguien en Marte, sin volverse totalmente loco. De hecho, quienes controlan los robots marcianos de forma habitual ajustan sus vidas personales –y hasta sus relojes de pulsera– al sol de Marte durante la duración de la misión, para estar a tono con el “biorritmo” del aparato. Pero este ajuste conlleva un desajuste, ya que para los exploradores terrestres cada día que pasa se alarga 36 minutos.

No obstante, esta sincronización es clave, porque los controladores deben estar al tanto de las fluctuaciones de luz y temperatura en Marte para hacer funcionar correctamente a los robots. La cantidad de soles que dura una misión comienza desde que el robot toca el suelo. Phoenix comenzó a contar a partir de sol 0. Para el 30 de junio, Phoenix entró en el sol 35. La sonda Spirit, por su parte, ya va por el sol 1,599.

Si el día en Marte se llama sol, ¿cómo se diría ayer, o mañana? Miembros del equipo de operaciones de las sondas anteriores MER A y MER B intentaron sin mucho éxito acuñar “yestersol” o “morrowsol”.

No obstante, si el sol marciano es similar a nuestro día, el año, en cambio es casi el doble de largo. Marte invierte 686.98 días de los nuestros para dar la vuelta al sol. Y la culpa de ello está en que la órbita marciana es muy ovalada, o muy excéntrica, lo que hace que las estaciones tengan duraciones extrañas. Hace una semana, el 25 de junio fecha terrestre, el norte marciano entró en pleno verano. La estación más larga es la primavera del hemisferio norte, que dura 194 soles marcianos. Y la más corta es el otoño del mismo hemisferio, que dura 142 soles.

Los científicos son conscientes de que eventualmente van a necesitar inventarse un calendario marciano. “Usar las fechas de la Tierra no va funcionar”, dice Robert Zubrin, un respetado ingeniero planetario y autor de varios libros sobre la colonización de Marte. “Si yo le digo que estamos a 1 de febrero, usted sabría que Canadá se está congelando, mientras que en Sydney es verano, ¿pero qué le dice eso acerca de las condiciones en Marte?”

Una de las propuestas consiste en dividir el año del planeta rojo en 24 meses, pero no a partir del movimiento de las lunas marcianas Deimos y Phobos, sino curiosamente en función del caminar de nuestro satélite. Pero hasta ahora nadie se ha encarado con el tema. ¡Y eso que ni se ha comenzado a hablar de la hora universal, la hora este o la hora del Pacífico!

Por ahora la vida es sencilla: es cuestión de mirar este reloj especial de 24 horas.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.