Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Thursday, July 8, 2010

Eclipse total de Sol por Internet


Eclipse de Sol de 1999, Francia. | Luc Viatour

El astrónomo Rafael Bachiller nos desvela e interpreta las imágenes más espectaculares del Cosmos. Temas de palpitante investigación, aventuras astronómicas y novedades científicas sobre el Universo.



El próximo domingo, 11 de Julio, tendrá lugar un eclipse de Sol que será visible desde el Pacífico Sur. El eclipse será total desde una estrecha franja sobre el océano que tan sólo cubre tierra en las islas Cook, la isla de Pascua y el sur de Chile. El eclipse será parcial en una zona mucho más amplia que abarca una gran zona del océano y de Sudamérica.
Muchos de nosotros no tendremos la suerte de disfrutar del espectáculo en vivo, pero una expedición de astrónomos de la Universidad Complutense (en colaboración con el grupo Ciclope de la Politécnica de Madrid) realizará una retransmisión por Internet desde la Isla de Pascua.

Un fenómeno raro

Los eclipses totales de Sol no son fenómenos frecuentes. Situados en lugar fijo de la Tierra, tan sólo es posible ver uno de estos eclipses cada tres o cuatro siglos. Sin embargo, por témino medio, hay un eclipse total en algún lugar de la Tierra cada dieciocho meses aproximadamente. Así que si uno quiere ver unos cuantos eclipses a lo largo de su vida, no tiene más remedio que viajar. Y viajar, a veces, a lugares remotos.
Un eclipse total de Sol es uno de los espectáculos naturales más maravillosos que uno puede contemplar desde la Tierra. La experiencia de asistir a tal espectáculo es tan gratificante que hay muchas personas que desean repetirla tantas veces como sea posible. De esta manera se convierten en cazadores de eclipses dispuestos a viajar alrededor del mundo para repetir una y otra vez esta experiencia.



En directo desde la Isla de Pascua

La observación del eclipse del próximo domingo no será sencilla. La franja de totalidad se encuentra sobre el Pacífico Sur y pasa sobre pocos lugares habitados. Tal franja comienza al Este de Nueva Zelanda, pasa por las islas Cook, sobre una serie de atolones al sur de Tahití, la isla de Pascua y finaliza en el Sur de Chile.
Naturalmente la isla de Pascua es un lugar privilegiado para observar el eclipse. Las imágenes del eclipse sobre los moáis (las enormes esculturas de la cultura rapa nui) son tesoros de valor incalculable tanto para todo cazador de eclipses que se precie, incluyendo muchos astrónomos profesionales y aficionados.
Precisamente a la isla de Pascua se desplazará un equipo de astrónomos y alumnos de la Universidad Complutense. Equipados con telescopios y diverso instrumental, tomarán imágenes del fenómeno para estudiar detalles de la cromosfera y la corona del astro rey. Además, en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, retransmitirán el fenómeno en directo por Internet.
El primer contacto del eclipse tiene lugar a las 20h40m36s (hora peninsular) y el máximo sucederá a las 22h10m51s. La totalidad durará 5m20s.

Es invierno en el Hemisferio Austral y las predicciones metereológicas para el momento del eclipse no son completamente tranquilizadoras. En la Isla de Pascua, hay un 50 % de probablilidad de que haya sobre la isla nubes que arruinen el espectáculo.
Una opción para observar el fenómeno, sin correr el riesgo de un tiempo nublado, consiste en participar en el vuelo EFLIGHT2010. Se trata de un vuelo charter comercial que partirá de Tahití para interceptar la franja de totalidad cerca del punto de máxima duración. Gracias al movimiento del avión, los pasajeros disfrutarán de nueve minutos y medio de totalidad desde una altitud de unos 12 kilómetros, por encima de las nubes.

Geometría de un eclipse solar.

Los eclipses de Sol se producen cuando la Luna se interpone en nuestra línea de mirada hacia la estrella. Los eclipses totales solares permiten observar la corona solar gracias a una coincidencia fortuita entre los tamaños aparentes de los discos solar y lunar. En efecto, los discos de ambos astros observados desde la Tierra tienen tamaños aparentes muy parecidos.
Cuando el tamaño aparente de la Luna es igual o ligeramente mayor que el del disco solar y ambos astros están bien alineados con nuestra línea de mirada, el eclipse es total (con todo el disco solar ocultado). Si la alineación no es suficientemente concéntrica, el eclipse será parcial. Y si el tamaño aparente del disco lunar es menor que el del solar, estando ambos discos bien alineados, el eclipse aparece como anular.
Los eclipses sólo pueden suceder durante la Luna Nueva, cuando el Sol y la Luna están en conjunción. Cada año suceden entre dos y cinco eclipses solares visibles desde algún lugar de la Tierra. Pero los eclipses totales son más raros, no puede haber más de dos por año, y tan sólo son visibles desde una pequeña franja sobre la superficie terrestre: la franja sobre la que se proyecta la sombra producida por la Luna cuando se interpone entre el Sol y la Tierra.
Durante el eclipse, la sombra de la Luna recorre rápidamente, empezando por el Oeste hacia el Este, una estrecha franja sobre la superficie de la Tierra. La anchura de esta franja y la duración de la totalidad, que dependen de los tamaños aparentes de los discos lunar y solar, no suelen exceder los 260 km y los 7 minutos, respectivamente.

Eclipses e investigación
En el pasado los eclipses permitieron obtener grandes resultados científicos. Un ejemplo es la corroboración de la teoría general de la relatividad llevada a cabo por Eddington. Pero actualmente los eclipses solares naturales no ofrecen gran interés para la investigación en Astronomía pues hay medios para simular eclipses utilizando los instrumentos y telescopios adecuados. El instrumento que enmascara el disco solar para poder observar la corona se denomina 'coronógrafo solar'. Naturalmente el telescopio espacial SOHO de la ESA que tiene como misión la observación del Sol va convenientemente equipado con coronógrafos que permiten simular eclipses cuando los astrónomos desean realizar una observación de la corona o de la vecindad solar.
También se han desarrollado coronógrafos estelares que son capaces de bloquear la luz de una estrella. Tales instrumentos son utilizados con el objetivo de buscar planetas en torno a estrella próximas.
Precauciones para la observación


Gafas para observar eclipses solares.


Si tiene Vd. la suerte de encontrarse en la zona de totalidad durante el próximo eclipse, recuerde que la observación de un eclipse solar requiere de importantes precauciones para no dañarse la vista. Tanto con el ojo desnudo, como con prismáticos o con un telescopio, siempre es preciso utilizar filtros adecuados. Si observamos a simple vista, lo más adecuado es utilizar las consabidas gafas de eclipses.
Sin embargo, durante la totalidad, cuando el Sol está completamente oculto, es posible (¡y muy recomendable!) mirar directamente al Sol. En esos momentos es posible ver la débil corona de nuestro astro, la cromosfera e incluso alguna prominencia. Y durante la totalidad, tan importante como mirar al Sol es observar el entorno para imbuirse del mágico ambiente que reina durante esos instantes únicos.
También interesante
Los eclipses solares se deben a la coincidencia en los tamaños aparentes del Sol y la Luna. Pero la Luna se aleja unos 4 centímetros por año de la Tierra. En un plazo de unos cientos de millones de años, el disco lunar siempre se verá más pequeño que el solar y tales eclipses no volverán a ser posibles.
Las referencias a los eclipses permiten datar algunos fenómenos históricos con precisión.
Se da la circunstancia de que el eclipse del próximo domingo sucederá simultáneamente con el otro gran espectáculo del momento: la totalidad coincidirá con los últimos instantes del final del campeonato mundial de futbol que tiene lugar en Sudáfrica.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.