Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Wednesday, December 22, 2010

Conclusiones sobre el estudio de los Pulsares: Radio balizas instaladas por civilizaciones inteligentes.


Los últimos estudios sobre Púlsares son reveladores.

Hasta la fecha, ningún astrofísico ha analizado detalladamente las señales y posiciones de estos extraordinarios generadores de Radiofrecuencia.

Nadie excepto el Dr. Paul Laviolette, uno de los mejores astrofísicos del mundo.

Recordemos que Laviolette fue uno de los ponentes del Primer Congreso sobre Radiofrecuencia Cuántica celebrado en Alicante, el 3 de Julio de 2010. (IRCAI).

Hemos tenido la ocasión de estudiar detalladamente uno de los ejemplares de su libro: “Decoding the Message of the Pulsars:Intelligent Communication from the Galaxy”.

Las evidencias hablan por sí solas. Un exahustivo análisis realizado durante más de 27 años, y del que sus primeras conclusiones fueron publicadas con fecha de 12 de enero de 2000 en la Edición del Encuentro Nº 195 de la Sociedad Astronómica Americana en Atlanta.

Tras la presentación de los resultados, se abrió una comisión interdisciplinar de estudio, cuyas conclusiones refuerzan de forma concluyente la Teoría propuesta por el Dr. Laviolette.

Este excepcional estudio presenta por vez primera las pruebas de que los astrónomos han estado recibiendo radioseñales de origen inteligente procedentes de los Púlsares distribuidos por toda nuestra galaxia.

Desde 1967 hasta hoy, los radioastrónomos han estado estudiando y catalogando detenidamente los “inusuales” pulsos procedentes de los pulsares.

Hasta ahora, la naturaleza de estas señales no había sido correctamente interpretada, pues se catalogaban inadecuadamente las fuentes de dichas señales atribuyéndoles un origen natural.

Tras 27 años de investigación el Dr. Laviolette, expone exhaustivamente el tratado cosmológico más completo que existe sobre los Pulsares, características, posiciones y naturaleza de los pulsos de radiofrecuencia.

Laviolette ha descubierto en ellos un sistema de distribución geográfica y una coordinación en los impulsos de señal que marcan puntos clave de la Galaxia que tienen especial relevancia desde el punto de vista de las intercomunicaciones cósmicas entre civilizaciones extraterrestres.

Laviolette, presenta evidencias de alineaciones geométricas inusuales entre púlsares y una intrigante relación conjunta entre los diferentes períodos de los pulsos, así como el análisis de las diferentes señales de procedencia.

Igualmente interesante parece la notificación de un evento cósmico procedente del centro de nuestra Galaxia, que tuvo lugar en el pasado y del que existen evidencias.

El estudio contiene:

1º.-Análisis extensivo de los datos de los púlsares revelando nuevas ideas sobre sus orígenes y funciones.

2º.-Contiene un extensivo análisis de los datos procedentes de las emisiones y proporciona evidencias sólidas de una red de comunicaciones de origen extraterrestre.

3º.-Incluye información sobre los impulsos de radiofrecuencia que generan las señales analizadas.

El estudio exhaustivo del Dr. Laviolette, contiene las conclusiones del comité colaborativo de 2001 en la materia. El estudio fue publicado inicialmente en la Revista New Frontiers in Science (ISSN 1537-3169) Verano 2002 y puede descargarse aquí:http://www.etheric.com/LaVioletteBooks/Zeitlin-2001.pdf


La clave del hallazgo está en la detección de varios pulsos síncronos que descartan la idea del origen natural atribuído inicialmente a las estrellas de neutrones. Textualmente puede leerse:

“The radially-pulsing white dwarf model was itself soon discarded after two pulsars with periods less than 0.1 second were found in the Crab and Vela supernova remnants. Out of some twenty different proposed theoretical models of possible sources of these pulsing signals, astronomers settled on the “neutron star lighthouse” put forward by Thomas Gold (1968). In that model, a neutron star emits two opposed beams of synchrotron radiation confined to a narrow cone about the star’s magnetic axis. We perceive pulses as the beams swing by us if we happen to be in the cone that they sweep out.”El estudio completo pueden adquirirlo aquí:
http://www.amazon.com/s/ref%3Dnb_ss_gw/002-2364638-0829616?url=search-alias=aps&field-keywords=decoding+the+message+of+the+pulsars&x=0&y=0

Fuente: http://starviewer.wordpress.com/2010/12/19/el-dr-paul-laviolette-expone-sus-conclusiones-sobre-el-estudio-de-los-pulsares-radio-balizas-instaladas-por-civilizaciones-inteligentes/

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.