Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Wednesday, May 6, 2009

Desarrollan un robot submarino con sentido del tacto



Puede orientarse por sí mismo y ser autónomo en circunstancias adversas

Ingenieros alemanes han creado un nuevo tipo de robot que incorpora una tecnología que le dota de sentido del tacto. Según sus creadores, esta característica le permitirá encontrar su propio camino en medios de visibilidad adversa, por ejemplo, y sin intervención humana. Esta capacidad la obtiene gracias a un sensor de tensión hecho a partir de tiras impresas diminutas (la mitad del ancho de un cabello humano). La tendencia de los ingenieros es crear robots submarinos cada vez más independientes. Otro buen ejemplo es el SeaGlider, desarrollado por la Universidad de Washington y que tiene capacidad para viajar sólo durante meses y miles de kilómetros.



Los robots subacuáticos desempeñan ya muchas funciones, como el mantenimiento de cables y equipos de perforación bajo el agua o tomar muestras de sedimentos. Ahora, un equipo de ingenieros del Institute for Manufacturing Technology and Applied Materials Research (IFAM) con sede en Bremen, Alemania, tratan de crear uno de estos robots con capacidad táctil, de tal modo que pueda orientarse mejor por sí mismo en las muchas veces turbias aguas marinas.

Normalmente, este tipo de robots se sumergen y se dirigen hacia el cable que tienen que reparar y llevan a cabo los trabajos necesarios para ello. Ahora bien, para la persona que controla el robot no es una tarea sencilla. Cuando el medio está oscuro, la iluminación que lleva consigo el robot no es de demasiada ayuda. Además, muchas veces las corrientes marinas alejan a estos mecanismos del lugar donde tienen que hacer su labor.

Con la propuesta de estos ingenieros, los robots submarinos podrán encontrar su camino ellos solos. Un sensor les dotará del sentido del tacto, de tal modo que puedan detectar sin intervención humana el camino que estén siguiendo.

“Un componente de esta capacidad táctil es un sensor de tensión”, comenta Marcus Maiwald, que es el director del proyecto en el IFAM, en un comunicado. Junto a otros científicos del German Research Center for Artificial Intelligence (DFKI) ha conseguido desarrollar un modelo de uno de estos robots con sentido del tacto. “Si el robot se encuentra con un obstáculo, el sensor de tensión se deforma y la resistencia eléctrica cambia. Lo que hace especial nuestro sensor es que no está pegado, sino impreso, lo que quiere decir que puede aplicarse el sensor a las superficies curvas del robot”.

Tiras diminutas

La tira impresa que conecta el sensor al robot es de sólo unos micrómetros de ancho. Para que nos hagamos una idea sería la mitad del ancho de un pelo humano. El resultado, dice su creador, es que los sensores pueden ser aplicados unos junto a otros y el robot es capaz de identificar de manera muy precisa cuando está tocando un obstáculo. El sensor está protegido de la corrosiva agua marina porque está encapsulado.

Para producir los sensores de tensión, los científicos atomizaron una solución con nanopartículas para crear un aerosol. Después, un sensor guía el flujo de aerosol hacia la posición adecuada.
El primer diseño de este dispositivo será presentado en la Feria Sensor and Test que se celebrará en la ciudad alemana de Nuremberg entre el 26 y el 28 de mayo.

La tendencia en este campo es, siempre, a crear robots lo más autónomos posible, de tal modo que puedan extender sus trabajos más tiempo sin intervención humana. Un buen ejemplo es el SeaGlider, que ha sido desarrollado por la Universidad de Washington y que será comercializado por la empresa iRobot.



SeaGlider

El SeaGlider es un vehículo autónomo submarino que mediante pequeños cambios de su flotabilidad y, utilizando unas alas, permite convertir el movimiento horizontal en vertical, obteniendo así un sistema de propulsión de muy bajo consumo.

Aunque es tan rápido como los vehículos autónomos de este tipo, gracias a un sistema de propulsión basado en cambios de flotabilidad, los SeaGliders recorren más distancia y durante más tiempo que los vehículos propulsados por motor o por hélice. Esta característica les permite realizar misiones de meses y miles de kilómetros.

Como recogía ScienceDaily hace unos meses, este robot es capaz de operar durante meses y recorrer miles de kilómetros siendo operado desde tierra gracias a una red de telefonía móvil vía satélite. Los diferentes prototipos de este robot atesoran doce años de operaciones. La Universidad de Washington también puede presumir de tener el robot acuático autónomo más experimentado del mundo. Fue el quinto de los prototipos, que estuvo operando en aguas abiertas durante 26 meses, tiempo en que consiguió recorrer más de 16.000 kilómetros.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.