Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Thursday, August 11, 2011

El Sol registra este mes de agosto su mayor actividad de los últimos años


En los últimos días se han detectado tres erupciones solares
La del 9 de agosto fue la de mayor intensidad de los últimos años (X6.9)
Pueden afectar a los sistemas de comunicación y de suministro eléctrico
De momento, no se han registrado incidentes

El Sol está registrando durante este mes de agosto una gran actividad. Durante las últimas dos semanas, se han detectado grandes explosiones en el astro rey, un fenómeno conocido como erupción solar y que es observado con gran interés por los científicos, ya que a veces viene asociado a tormentas magnéticas que pueden afectar a los sistemas de telecomunicaciones y al suministro eléctrico en la Tierra. Las potentes llamaradas emitidas por el Sol están relacionadas con la cantidad de energía que emite.

Los científicos creen que el ciclo solar actual alcanzará su máxima actividad en 2012 y 2013

El pasado martes, 9 de agosto, la NASA captó la mayor erupción solar de los últimos años. Se trata de la tercera que se detecta en las dos últimas semanas. A principios de mes, los científicos de EEUU ya advirtieron de que la intensa actividad solar en agosto podría producir interferencias en las redes de comunicación terrestres y en los satélites. De momento, no se han registrado incidentes.

La erupción del pasado martes tuvo una intensidad X6.9. Los científicos clasifican estas erupciones de menor a mayor intensidad, utilizando las letras B, C, M y X. Cada una de estas categorías va acompañada de una escala numérica (del 1 al 9). Las catalogadas como X son, por tanto, las más fuertes. Las de intensidad B o C no son capaces de producir consecuencias en la Tierra mientras que las de categoría M sí pueden afectar a los astronautas y a nuestros sistemas de comunicación. La letra A designa a las más débiles.

El sistema de clasificación es similar al de la escala de Richter usado con los terremotos. La categoría X es diez veces mayor que M, y cien veces superior a C. Según destaca la NASA, el estallido más intenso captado hasta ahora ocurrió en 2003, durante el último periodo de máxima actividad solar registrado. Fue capaz de inutilizar los instrumentos que se utilizan para medir la actividad solar. Aunque los equipos dejaron de funcionar cuando la llamarada alcanzó una intensidad de X17, los científicos creen que pudo llegar a X45.
Ciclo de actividad solar

El Sol alterna periodos de relativa tranquilidad con otros de gran actividad. Para estudiarlos, los científicos han establecido lo que denominan ciclo de actividad solar. Los máximos solares se registran con una periodicidad aproximada de 11 años, aunque ésta puede variar. Según calculan los astrónomos, será en 2012 y 2013 cuando el actual ciclo alcance su máxima intensidad.

La erupción detectada el 9 de agosto es tres veces más grande que la del pasado mes de febrero (intensidad X2.2), considerada hasta ahora la más potente del actual ciclo solar. En aquella ocasión, la llamarada no apuntaba directamente hacia la Tierra, por lo que tampoco se registraron incidentes.

Los investigadores creen que el Sol produce una cantidad de energía más o menos constante, aunque la energía que escapa hacia el resto del Sistema Solar varía. El Sol se comporta como si fuera un gigantesco imán y los científicos creen que su campo magnético es el que controlaría la energía que escapa de su superficie.
Efectos en la Tierra

Aunque no es frecuente que estas erupciones lleguen a afectar a los sistemas terrestres, sí se han producido varios episodios en el pasado. En 1989 seis millones de usuarios se quedaron durante varias horas sin suministro eléctrico en Quebec (Canadá) debido a la caída del sistema provocado por una tormenta solar.

El episodio más grave registrado ocurrió en 1859, en una época en la que los sistemas de comunicaciones eran muy básicos y prácticamente se reducían al telégrafo. Las oficinas de todo el mundo resultaron afectadas.

Asimismo, los gobiernos y organismos científicos intentan evaluar el alcance y el coste económico que podría suponer en la actualidad una gran erupción solar que afecte a la Tierra. El Instituto Nacional Oceánico y Atmosférico de EEUU (NOAA ) destaca en su web un estudio realizado en 2008 por el Consejo de Investigación Nacional de EEUU (National Research Council), que estimaba que los daños provocados por una tormenta solar como la de 1859 podrían oscilar entre uno y dos billones de dólares en todo el mundo.

Aurora observada en Maryland (EEUU) tras la tormenta solar de 2003. | NASA.

Aurora observada en Maryland (EEUU) tras la tormenta solar de 2003. | NASA.

Tanto la NASA como la NOAA monitorizan constantemente las erupciones de tipo X y las tormentas magnéticas asociadas a ellas. Muchos de los satélites y equipos podrían protegerse de los efectos más dañinos si estos fenómenos se detectaran con antelación, pues pueden ser apagados.

De cara al año próximo, y sobre todo a 2013, las agencias meteorológicas de Reino Unido y EEUU trabajan conjuntamente en el desarrollo de un nuevo modelo más avanzado para realizar predicciones más precisas con el objetivo de minimizar los efectos de las tormentas solares en la Tierra y en el espacio.

Además de producir interferencias en los sistemas de comunicación, los científicos creen que las erupciones solares son capaces de alterar el campo magnético y el clima terrestre. Además, pueden poner en peligro a los astronautas si no se protegen adecuadamente. A pesar del riesgo, provocan también uno de los fenómenos naturales más bellos que se pueden observar en la Tierra. Las auroras boreales que se producen durante los días de mayor actividad solar son más frecuentes y luminosas.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.