Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Friday, August 6, 2010

Secretos profundos y oscuros


Mientras sigue la línea guía de la cual depende su vida, una buza pasa con extremo cuidado por un bosque de estalagmitas en la Cueva de Dan, en la isla Ábaco. Si se descuida, una sola patada con su aleta podría hacer añicos formaciones minerales de miles de años de antigüedad. Foto de Wes C. Skiles.
Secretos profundos y oscuros
Los agujeros azules de las Bahamas son un tesoro científico que incluso puede arrojar luz sobre la vida más allá de la Tierra. Si tan sólo su exploración no fuera tan peligrosa…
Por Andrew Todhunter
Nos hundimos en Stargate, barriendo el vacío con la luz de nuestras lámparas de buceo. A 15 metros de la superficie nos amenaza una bruma pálida, más fibrosa que humeante, como una red plateada de telarañas tenues arremolinadas, suspendidas y quietas en la oscuridad. Es una capa de ácido sulfhídrico, gas tóxico creado por colonias bacterianas y materia orgánica en descomposición. Los buzos que entran en el gas pueden experimentar picazón en la piel, hormigueo y mareo; algunos perciben un olor a huevo podrido a medida que el gas penetra su piel y se metaboliza en los pulmones. En Stargate la densidad del gas es relativamente baja, pero al descender me golpea una ola de náusea. Miro a mi guía, Brian Kakuk, uno de los más destacados espeleobuzos del mundo. No parece perturbado. La cabeza me empieza a doler, está claro que tengo una sensibilidad poco común a la toxina. En el poema épico Beowulf, “vagas formas de serpientes” en las profundidades vigilan el lago del monstruo Grendel y su madre, protegiendo su guarida. La bruma de Stargate, que parece de otro mundo, aparentemente sirve al mismo propósito: es una cortina venenosa que protege las zonas más profundas de la cueva.
Las cuevas inundadas cercanas a la costa, llamadas agujeros azules del océano, son extensiones del mar y están sujetas a las mismas mareas fuertes y albergan muchas de las especies de las aguas circundantes. Sin embargo, los agujeros azules de tierra adentro no se parecen a ningún otro ambiente de la Tierra, gracias en buena medida a su geología y la química del agua. En estas cuevas inundadas, como Stargate en la isla Andros, el reducido flujo de marea resulta en una estratificación muy definida de la química del agua. Un delgado lente de agua dulce –formado por la lluvia– se halla encima de una densa capa de agua salada. El lente de agua dulce actúa como tapa, aísla el agua salada del oxígeno atmosférico e impide que las bacterias descompongan la materia orgánica. Las bacterias de la zona justo debajo del agua dulce sobreviven utilizando el sulfato (una de las sales presentes en el agua) y generan ácido sulfhídrico como subproducto. Conocido en tierra como gas de alcantarilla o de ciénaga, el ácido sulfhídrico puede provocar el delirio y la muerte en dosis más altas.
Como laboratorios vivientes, los agujeros azules de tierra adentro son el equivalente científico de la tumba de Tutankamón. Desde la perspectiva de un buzo, están al mismo nivel que el Everest o el K2 y conquistarlos requiere entrenamiento, equipo y experiencia muy especializados. Los espeleobuzos trabajan bajo una presión de tiempo tremenda, aun mayor que la de los alpinistas de gran altitud. Cuando algo sale mal, si no solucionan el problema y regresan a la entrada de la cueva antes de quedarse sin aire, están condenados.
Hasta ahora sólo un puñado de científicos se había aventurado en los agujeros azules, pero en el verano y el otoño de 2009 un equipo multidisciplinario de científicos y espeleobuzos pasó dos meses estudiándolos en Andros, Ábaco y otras cinco islas de las Bahamas. Con financiamiento de National Geographic Society y en colaboración con el Museo Nacional de las Bahamas, Blue Hole Expedition de las Bahamas fue concebida por Kenny Broad, experimentado explorador de cuevas y antropólogo. Bajo el liderazgo entusiasta y con el sentido del humor de Broad, y con Brian Kakuk como jefe de seguridad en el buceo y el notable explorador de cuevas Wes Skiles haciendo tomas fijas y filmando, los miembros del equipo realizaron unas 150 inmersiones en docenas de agujeros azules. Reunieron datos que prometen profundizar nuestro entendimiento en campos tan diversos como geología, química del agua, biología, paleontología, arqueología e incluso astrobiología (el estudio de la vida en el universo). ..

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.