Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, February 10, 2009

Fósil entre el Anomalocaris y los escorpiones


Todo a la lectura de "La vida maravillosa" de Stephen Jay Gould ha sentido una tremenda fascinación por los seres que allí se describen. Un tema técnico y académico como la explosión del Cámbrico es contado con tanta pasión que hace que a cualquiera, aunque no sea del campo, le entren ganas de ir a Canadá a golpear con un martillo de geólogo la pizarra de las Montañas Rocosas.

| NEOFRONTERAS.COM
La explosión del Cámbrico es un misterio que hasta a Darwin hechizó. Gould sugiere que los animales maravillosa y exquisitamente conservados en las pizarras de Burguess Shale representan una diversidad biológica mayor que la actual, con muchos linajes que fueron experimentos evolutivos, y que muchos de ellos terminaron extintos. Otros expertos discuten esta interpretación y afirman que casi toda la fauna del Cámbrico se podría clasificar en los filos modernos.

En todo caso la fauna de hace 505 millones de años que Gould describe en su libro, sobre todo tal y como es relatada, hace palidecer a los dinosaurios, aunque no sea en tamaño, sí en interés. Porque, seamos sinceros, visto un dinosaurio los has visto todos. Todos ellos tienen dos ojos y cuatro patas, mientras que algunos de los seres cámbricos eran de lo más extraños, como Opabinia con su trompa y sus cinco ojos. Uno de los seres que se describe es Anomalocaris, el mayor depredador conocido del Cámbrico. Su boca circular y sus dos tentáculos espinosos en forma de garra debían de ser el terror de los trilobites.

Ahora se ha encontrado un descendiente de Anomalocaris y que estaría "a medio camino" entre él y los actuales escorpiones y el cangrejo de herradura (también llamado cangrejo de las Molucas o cangrejo cacerola). Se ha llamado a este ser Schinderhannes bartelsi. El fósil de 390 millones de edad se sitúa en el periodo Devónico y fue descubierto en Alemania, cerca de Bundenbach, en un yacimiento paleontológico denominado pizarras de Hunsrück. Este lugar ha proporcionado espectaculares ejemplares piritizados de otros seres en muy buen estado de conservación que han permitido clarificar la evolución de los artrópodos. Entre los que se han hallado se cuentan seres similares a los langostinos, escorpiones, arañas de mar y trilobites.


Schinderhannes era un ser singular, tenía una cabeza similar a la del Anomalocaris del Cámbrico y un cuerpo muy similar al de los modernos artrópodos.


Derek Briggs, del Peabody Museum of Natural History, es uno de los autores del artículo de Science donde se estudia este fósil.


Hasta ahora los científicos se preguntaban sobre el origen de los apéndices situados en la cabeza de los escorpiones y de los cangrejos de herradura. Los autores de este trabajo sugieren que Schinderhannes puede proporcionar pistas al respecto. Los apéndices de este ser, oponibles y con espinas proyectándose hacia dentro, son muy parecidos a los de Anomalocaris, que podría ser su antepasado y que se extinguió 100 millones de años antes de que apareciera Schinderhannes. Tiene además unos ojos bulbosos y una boca circular. Sin embargo, su cuerpo de 12 segmentos se asemeja más al de los artrópodos y cuenta con dos pares de aletas laterales y una cola larga terminada en aguja. Su propulsión sería similar a la de los modernos pingüinos cuando están bajo el agua. A diferencia de Anomalocaris que podía llegar a medir un metro Schinderhannes, sin embargo, sólo medía unos 10 cm.

Lo más triste de esta historia es que el yacimiento paleontólogico donde se ha encontrado este fósil y muchos otros ha tenido que clausurarse por razones económicas. Según Briggs puede que los únicos especímenes adicionales que puedan aparecer estén en manos de coleccionistas privados y que éstos no sean ni siquiera conscientes de lo que tienen.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.