Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Thursday, April 16, 2009

Observatorios: La Silla y Paranal



Antú (Sol), Kueyén (Luna), Melipal (Cruz del Sur) y Yepún (Venus) son los nombres en idioma mapuche de los cuatro grandes telescopios del VLT, el mayor conjunto de telescopios óptico-infrarrojos del mundo.

Según Bruno Leibundgut, Director de Ciencia del ESO, “muchos de los astrónomos de la generación actual se formaron en La Silla, donde adquirieron su primera experiencia en los que entonces se consideraban grandes telescopios”. Dos de estos telescopios de la llamada clase de cuatro metros, el ya mencionado 3,6, y el de 3,5 m NTT (New Technology Telescope, Telescopio de Nueva Tecnología, operativo en 1989), son algunos de los más científicamente productivos en el panorama de la investigación astronómica de hoy en día, gracias en especial al uso de una instrumentación continuamente renovada.

En el caso del NTT, fue el primer telescopio del mundo con óptica activa, que consiste en que la forma del espejo primario se controla con actuadores servomecánicos gobernados por ordenador. Se trata de una tecnología de uso común e imprescindible en los telescopios gigantes del siglo XXI. Y respecto al veterano 3,6 m, en la actualidad alberga un espectrógrafo de enorme precisión denominado HARPS, que se dedica a la búsqueda de planetas extrasolares. Precisamente con este instrumento fue descubierto en 2007 el que pudiera ser un candidato a planeta extrasolar de tipo rocoso en una zona habitable en torno a su estrella madre, Gliese 581, a sólo 20 años luz del Sol.

En La Silla se han realizado un gran número de descubrimientos relevantes como el mencionado de Gliese 581. Por poner algunos ejemplos más, fueron también telescopios de este observatorio los que jugaron un papel fundamental en el hallazgo de la expansión acelerada del Universo en 1998, o en establecer la conexión entre los destellos de rayos gamma (GRB) y las explosiones de estrellas muy masivas. Igualmente La Silla ha tenido una labor destacada en el seguimiento desde 1987 y hasta ahora de la evolución de la famosa supernova 1987A en la Gran Nube de Magallanes, la supernova más cercana a la Tierra desde la de 1604.

Sin embargo, el desarrollo tecnológico y la necesidad de los astrónomos de ver objetos cada vez más lejanos, débiles y con mayor detalle hizo que el ESO se plantease la construcción de un Telescopio Muy Grande –nombre nada imaginativo para el Very Large Telescope, VLT– a finales de los años 80. Compuesto de cuatro telescopios con espejos primarios de 8,2 metros de diámetro capaces de funcionar de manera simultánea por interferometría óptica, este colosal instrumento necesitaba un sitio mayor que La Silla, que no disponía de espacio material para albergar una infraestructura de ese tamaño. Así, tras una extensa campaña de prospección, en diciembre de 1990 se escogió Cerro Paranal –una montaña de 2.635 metros de altura a 130 km al sur de la ciudad de Antogafasta– como el hogar del VLT.

El desarrollo de un observatorio de nueva planta con toda su logística asociada en un lugar remoto en medio del desierto es algo complicado, por no mencionar las dificultades inherentes a poner en marcha telescopios de más de ocho metros de abertura, toda una revolución en la astronomía de entonces. La “primera luz” del primer telescopio del VLT tuvo lugar en mayo de 1998, la de los otros tres en 1999 y 2000. Es bonito reseñar los nombres que recibieron los cuatro telescopios en un concurso realizado por el ESO entre escolares chilenos, y que ganó una joven de diecisiete años que los bautizó con nombres astronómicos en idioma mapuche: Antú (Sol), Kueyén (Luna), Melipal (Cruz del Sur) y Yepún (Venus).

Junto con estos cuatro gigantes de 8,2 metros, el VLT dispone asimismo de otros cuatro pequeños telescopios auxiliares móviles de 1,8 metros de abertura capaces de desplazarse sobre raíles en los alrededores de los telescopios grandes para, junto con éstos, poder hacer interferometría con una resolución espacial máxima. Estos telescopios auxiliares se pueden colocar con extrema precisión en diferentes puntos de la plataforma de observación del VLT, y desde estas posiciones enviar sus haces de luz a un punto común a través de un complejo sistema de espejos montados en una red de túneles subterráneos.

Los últimos telescopios que funcionarán en breve en Paranal serán el VST, de 2,4 m de diámetro, y el VISTA, de 4,1 m, cuyos amplios campos de visión permitirán examinar áreas extensas del cielo de manera uniforme, y que complementarán las ya de por sí extraordinarias capacidades del VLT, que lo convierten en el telescopio más avanzado del mundo.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.