Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, April 14, 2009

"Proyecto BioMara": biocombustibles a partir de algas


El 3 de abril se presentó el proyecto BioMara, con el objetivo de investigar el potencial de distintos tipos de algas para producir biocombustibles. El proyecto, financiado con 6 millones de Euros, ha recibido 4,87 millones del programa Interreg IVA, gestionado por el Órgano especial de los programas de la UE.

CORDIS
La reducción de la dependencia de los combustibles fósiles y el establecimiento de una combinación de formas de generación de energía más sostenibles son elementos de gran importancia en la agenda política de la UE. En particular, el propósito del Parlamento Europeo de conseguir que el 10 % del combustible destinado a transporte por carretera proceda de fuentes renovables en el año 2020 ha subrayado la importancia de producir biocombustibles a escala industrial.

Uno de los retos esenciales para el desarrollo de una producción sostenible de biocombustibles es la gestión de los recursos terrestres. La posible competencia con la agricultura que, a la vista del crecimiento de la población mundial, puede dar lugar a un aumento sustancial de los precios de los alimentos es muy preocupante. Además, teniendo en cuenta la cantidad de recursos necesarios para su producción, la eficiencia de los biocombustibles convencionales no es óptima.

Según la responsable del proyecto BioMara, la Dra. Michele Stanley de la Asociación Escocesa de Ciencias del Mar, «Con las reservas de combustibles fósiles decreciendo y los niveles de dióxido de carbono afectando el cambio climático, existe la necesidad urgente de obtener nuevas formas renovables de combustible con emisiones netas de carbono reducidas Las necesidades de tierra y agua dulce de los cultivos de biocombustibles convencionales compiten con las de la agricultura y la naturaleza. Lo que necesitamos son plantas de crecimiento rápido y fáciles de utilizar, que se desarrollen en entornos que no se utilicen para la agricultura ni la conservación.»

En BioMara se investigará la viabilidad de utilizar conjuntamente organismos microscópicos unicelulares, que producen combustible directamente, y algas marinas, que crecen rápidamente y se pueden recolectar para utilizar su biomasa.

«Las algas marinas podrían ser parte de la solución,» afirma la Dra. Stanley. «Crecen rápidamente, aprovechan el dióxido de carbono y sus estructuras simples permiten convertirlas fácilmente en carburante.»

Aunque ha existido un interés considerable en el cultivo de algas para utilizarlas como biocombustible, todavía no se dispone de métodos viables para su producción a escala industrial. Los avances en esta área serán bienvenidos, puesto que las algas no parecen afectar a los recursos de agua dulce, son biodegradables y tienen un efecto despreciable si se liberan en el medio ambiente. Además, se pueden cultivar en distintos tipos de aguas, incluyendo las aguas residuales. Sin embargo, siendo realistas, los costes de instalación y operación actuales son demasiado elevados como para que el cultivo de algas pueda reemplazar a otros combustibles disponibles en el mercado.

«Se necesita mucha investigación y desarrollo para poder explotar el potencial de los biocombustibles obtenidos a partir de algas», afirma la Dra. Stanley. «Además de las algas marinas, vamos a investigar qué especies de microalgas son las más adecuadas para la producción de combustible y el cultivo a escala industrial. Durante el proyecto BioMara se investigará cada parte de la cadena de generación de energía, desde el cultivo de las algas hasta el uso del combustible en comunidades apartadas.»

El proyecto se centrará en el apoyo a la producción de biocombustibles y su utilización en comunidades rurales poco accesibles. Entre los socios del proyecto se encuentran la Universidad de Strathclyde de Escocia (Reino Unido), la Queen's University de Belfast (Reino Unido) y la Universidad del Ulster de Irlanda del norte (Reino Unido), el Instituto Tecnológico de Dundalk y el Instituto Tecnológico de Sligo (Irlanda).

Durante la presentación del proyecto, Jim Mather, Ministro escocés de Industria, Energía y Turismo, comentó que BioMara «es un proyecto innovador relacionado con la tecnología punta en energías renovables marinas». Además, añadió que el proyecto «supone una colaboración transfronteriza pionera entre socios escoceses, irlandeses y de Irlanda del Norte, y constituye una incorporación de gran relevancia al amplio abanico de actividades alrededor de las energías renovables y ecológicas que ya se están realizando en Escocia.»

Pat Colgan, Director General del Órgano especial de los programas de la UE, añade que «Con esta respuesta integrada al reto de reducir las emisiones de CO2 mediante el desarrollo de fuentes de energía alternativas a partir de biomasa marina, BioMara proporciona un ejemplo excelente de cooperación para una región sostenible transfronteriza.»

El programa Interreg IVA correspondiente al periodo 2007 al 2013 ha presupuestado 240 millones de Euros para apoyar la cooperación territorial transfronteriza en Irlanda del Norte, la región fronteriza de Irlanda y Escocia Occidental en las áreas de industria, turismo, colaboración e infraestructuras. El proyecto BioMara también recibe financiación del Programa de Fondos Estructurales de la UE para Irlanda durante el periodo 2007 a 2013, con la colaboración del gobierno irlandés y la Unión Europea.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.