Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, February 3, 2009

El museo más 'verde' del mundo abre en San Francisco



El arquitecto empezó por el tejado. Renzo Piano se subió a lo más alto de la vieja Academia de las Ciencias de California, resquebrajada tras el terremoto de 1989, y oteó las colinas de San Francisco desde las frondas del Golden Gate Park. Se dejó poseer por aquello que los romanos llamaban el 'genius loci', el espíritu del lugar, y volvió al mundo de lo palpable con una etérea idea...

"Los museos de ciencia han sido siempre opacos y claustrofóbicos, como si fueran reinos de las tinieblas. Pero este edificio, en uno de los parques más bellos del mundo, tiene que conectar con la naturaleza. Necesita ser transparente, verde y sostenible para cumplir con su propósito: el estudio de la Tierra".

Así brotó el boceto, como un mar de colinas, concretado al cabo de ocho años y 500 millones de dólares, habitado ahora por un millar de especies y coronado por un sinuoso 'tejado vivo' de una hectárea, 60.000 células fotovoltaicas, un sistema de ventilación natural y un armazón de acero totalmente reciclado.

La vieja Calacademy -como se le conocía popularmente desde su fundación en 1853- es ahora el templo 'verde' de la ciencia, el museo más ecológico del mundo desde los cimientos hasta esas siete cúpulas vegetales que se funden mágicamente con el paisaje, en un ejemplo único de biomímesis. Y también uno de los centros más punteros de investigación, donde es posible ver a los paleontólogos y a los entomólogos con las manos en la masa.

El 'espíritu del lugar' ha dado incluso un nuevo impulso a la misión de la Academia de las Ciencias de California, con una exposición permanente dedicada a Darwin y las islas Galápagos y el mayor repertorio de actos para celebrar los 150 años de 'El origen de las especies' ('Evolve 2009').

Vista del interior de la nueva Calacademy. | Isaac Hernández



Un planetario, un acuario y una selva tropical -con toda la fauna piscícola del Amazonas- comparten espacio bajo el tejado 'verde', en el que ocupa también un lugar muy visible y práctico el cambio climático (con el manual 'La sostenibilidad hecha simple', que se llevan bajo el brazo los miles de visitantes diarios).

"Nuestro objetivo no es sólo investigar, albergar exposiciones o convertir la naturaleza en espectáculo", sostiene el director de la Academia, Gregory Farrington. "Queremos que el edificio sea en sí un ejemplo, que inspire a los visitantes para que conserven los recursos naturales y ayuden a sostener la diversidad de la vida en la Tierra".

El 'envoltorio' es el mensaje. La Academia ha recibido la certificación LEED 'platino' que la acredita como el mayor edificio público construido hasta la fecha con criterios ecológicos.

Renzo Piano, ganador del Premio Pritzker en el 98, artífice entre otros del George Pompidou en París, del rascacielos del New York Times en Nueva York o del emblemático Centro Jean-Marie Tjibaou de Nueva Caledonia, ha dado una nueva vuelta de tuerca a la arquitectura a sus 71 años y ha marcado un nuevo hito de lo posible dentro de un espacio urbano.

Visto desde lejos, el edificio adquiere una extraña ligereza y parece camuflarse poco a poco en el entorno, fiel al deseo original del arquitecto: "Quise crear el efecto de que el parque se elevaba y el museo se deslizaba por abajo".

Para el radiante interior, Piano confiesa haberse inspirado en "las telarañas, las escamas, las hojas y otras formas naturales". La luz entra a raudales por decenas de tragaluces que se abren y se cierran mediante sensores, en función de la temperatura, y permiten que el pabellón se ventile naturalmente ("una de mis obsesiones era evitar a toda costa el aire acondicionado").

El 90% de los materiales de la vieja sede de la Academia se han aprovechado en la nueva construcción, donde se han aplicado los criterios más rigurosos de aislamiento y eficiencia energética. El consumo de electricidad es el 30% menor que un edificio de su tamaño, y las placas fotovoltaicas producen más del 10% de la energía que consume el museo.

Aunque donde de verdad se aprecia el genio del arquitecto es en el tejado verde, que absorbe 12 millones de litros de agua de lluvia al año, enfría y aisla la Academia y se extiende como una manta verde y poblada de fresas salvajes, claveles silvestres y amapolas de California, en singular sinfonía de ciencia y naturaleza.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.