Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, February 2, 2009

La cara más humana de la astronomía



Un grupo de investigación rastrea el pasado en busca de lazos de unión entre el Cosmos y las civilizaciones antiguas. Este apasionante trabajo desvela el distanciamiento del cielo que la sociedad actual tiene con respecto a sus antepasados.

SINC
Pocas personas pueden presumir de tener una profesión que aúne varias a la vez. La mayoría de las personas han deseado de niños ser profesores, astronautas, cantantes y toreros, todo a la vez. Ellos lo han conseguido. Su profesión les permite alternar el telescopio con la pala y el pincel. Se trata de la Arqueoastronomía, una ciencia a medio camino entre la Arqueología y la Astronomía gracias a la cual hoy la sociedad puede descubrir la importancia que las civilizaciones antiguas dieron al Cosmos.

Estos científicos no buscan momias, sino que intentan desempolvar el pasado con la mirada puesta en el firmamento. Sólo así llegan a comprobar cómo en épocas anteriores se conocía mucho mejor el cielo que en la actualidad. Se trata de un trabajo poco conocido que muestra la cara más humana de la Astronomía y ayuda a comprender el pensamiento y la historia de la sociedad.

Pero, ¿por qué ha sido la Astronomía tan importante en todas la culturas antiguas? Porque esta ciencia milenaria ha significado, hasta el descubrimiento del reloj atómico y de los GPS, la única forma para orientarse adecuadamente en el espacio y el tiempo.

De esta manera, el hombre comenzó a guiarse observando los movimientos del Sol o las estrellas y así estableció, por ejemplo, patrones para llevar a cabo la agricultura y la ganadería. "Estoy prácticamente seguro que desde que los primeros Homo-sapiens miraron al cielo, ya trataron de estructurar calendarios y organizar el tiempo mediante la observación de los astros", afirma Juan Antonio Belmonte, científico del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

A través de esta orientación en el espacio y tiempo, el cielo acabó convirtiéndose también en una especie de guía para entender el más allá. Es decir, la Astronomía ha sido uno de los principales generadores de religión.

Esto se refleja perfectamente, si se tiene en cuenta que, hasta la llegada de los monoteísmos, la mayoría de las civilizaciones antiguas han tenido como dioses a las divinidades celestes. Ya lo decía Cicerón: "Un gran número de dioses derivan de teorías científicas sobre la naturaleza del hombre en el mundo".

Método de trabajo

Los arqueoastrónomos están demostrando que el estudio del Cosmos en el ámbito cultural es antiquísimo. Quizás la primera representación astronómica sea lo que algunos han identificado como Las Pléyades en la Cueva de Lascaux, Francia. Según la opinión de Juan Antonio Belmonte esto es algo difícilmente demostrable.

Y es que el trabajo de estos científicos se vuelve realmente complicado en ciertas ocasiones, cuando ante un mismo resto arqueológico existen diferentes teorías que lo explican. "La única forma de mostrar claramente que algo puede tener un origen astronómico es mediante su peso estadístico", afirma Belmonte.

Esto quiere decir que sólo si un arqueoastrónomo rastrea una serie de monumentos de una determinada cultura y consigue determinar entre ellos un patrón común, por ejemplo sus orientaciones, se puede decir que hay un vínculo cósmico.

Desde este punto de vista, quizás las evidencias más antiguas demostrables de observaciones astronómicas se puedan relacionar con la construcción de monumentos megalíticos. Un ejemplo bastante interesante está en las antas o dólmenes de siete piedras (en el sudeste peninsular) que muestran una clara orientación hacia la salida del Sol.

Una enorme labor de documentación y factores como que el cielo y el eje de inclinación de la Tierra va cambiando con el tiempo son sólo unas pinceladas de lo que un arqueoastrónomo debe considerar a la hora de realizar su trabajo. Todo es poco para poder desmentir con base leyendas como la de las líneas de Nazca, en Perú. "No existen evidencias de ningún tipo que apoyen su vinculación con la Astronomía. Sigue siendo una de esas historias que se repiten a lo largo de los años y se cuenta a los turistas cuando van allí porque da réditos", argumenta el arqueoastrónomo.

Lo que está claro es que la sociedad actual conoce mucho peor el cielo que sus antepasados. Para ellos el firmamento era su reloj de pulsera, su GPS, incluso se podría decir que su oráculo. "La tecnología ha provocado un distanciamiento entre el ser humano y el Cosmos", explica Belmonte.

Es irónico que cuantos más medios se tiene para observar y conocer el Espacio, más se haya acentuado la distancia entre los astronomós especialistas, que conocen a la perfección el Universo, y los que no lo son, que prácticamente lo desconocen por completo. Como decía Mircea Eliade "la simple contemplación de la bóveda celeste basta para desencadenar una experiencia religiosa". Tal vez debamos tomar ejemplo.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.