Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, April 6, 2009

Los expertos advierten del peligro de un nuevo 'Titanic' en la Antártida


Cada año aumenta el riesgo de que una tragedia como la del Titanic tenga lugar en la Antártida casi un siglo después. Esta amenaza gravita en la reunión anual del Tratado Antártico, que hoy comienza con una ceremonia en Washington, en la que además se conmemora el 50 Aniversario de este acuerdo multilateral del que forma parte España junto a 45 naciones y que es el único fuera del ámbito de la ONU.

La amenaza se debe al creciente auge del turismo en el Continente Blanco y a la creciente probabilidad de que alguno de los barcos con visitantes choque con un iceberg o encalle en alguno de los muchos bajíos que hay sin cartografiar.

«Cualquier día hay un desastre de proporciones notables. Ahora llegan cruceros con más de 2.000 pasajeros, sin medidas de seguridad para la navegación polar, cuyos frágiles cascos al chocar contra un iceberg se abrirían como una lata de sardinas», señala a ELMUNDO Juan Antonio Martínez-Cattáneo, embajador de España en misión especial en el Tratado Antártico.

«Existe un gran riesgo. Los barcos navegan en la zona sin una cartografía completa, un poco a ciegas. Aunque hay sistemas de navegación que ayudan, hay riesgo», asegura el almirante Manuel Catalán, secretario técnico del Comité Polar Español, que ha capitaneado desde 1987 algunas de las expediciones antárticas de nuestro país al mando del remolcador Las Palmas y el Hespérides.
Regular el turismo

El peligro creciente se ve confirmado por la sucesión durante los últimos tres años de varios accidentes marítimos en los que hubo un naufragio sin víctimas, y en los que hubo que evacuar a los turistas. Los tres casos se dieron en las proximidades de la Península Antártica, el lugar más visitado por los Tour Operadores.

«Existe una roca en medio de la angosta entrada a la bahía de la isla Decepción que supone un gran peligro para los barcos con mayor calado», señala Manuel Catalán. Esta isla, donde está instalada la base del Ejército español Gabriel de Castilla, es la más visitada del Sexto Continente. La bahía, de una gran belleza, es el cráter del único volcán en activo donde se puede fondear.

Entre los atractivos de la isla, además de sus grandes colonias de pingüinos y lobos marinos, están los enormes depósitos donde se almacenaba el aceite de ballena que los cazadores noruegos mataban por decenas de miles cada año la primera mitad del pasado siglo. Un cementerio el único en la Antártida, almacenes e instalaciones son los únicos testimonios históricos.

«Es razonable que quien pueda pagárselo vaya a visitar la Antártida. Pero esta industria que genera un negocio, debe ser regulada para evitar otros daños hasta ahora no contemplados en el Tratado. Tarde o temprano nos pondremos de acuerdo todos sobre ello», augura Catalán, que esta semana representa a España en el Comité Científico del Tratado, en Baltimore.
Especies invasoras

Con la llegada del turismo fluyen otros males. Los barcos de crucero que fondean en la Antártida entre los meses de noviembre a febrero, han fondeado en meses precedentes en otros lugares del planeta, entre ellos en los fiordos noruegos. Las incrustaciones y moluscos que trasladan de un polo a otro del planeta empiezan a ser una vía de intercambio de especies invasoras nada deseables.

«Es muy llamativo. Las especies boreales son más resistentes que las antárticas y proliferan hasta el punto que ya se dan casos de que están reemplazando a las autóctonas», señala el veterano marino. Las especies invasoras en forma de esporas o microorganismos no sólo viajan en los barcos, también lo hacen en la ropa y el calzado de quienes pisan suelo antártico, sean turistas o científicos.

El ejemplo más conocido es el de dos especies nativas de plantas de Sudamérica, Deschampsia antarctica y Colobanthus quitensisque que florecen en la Antártida costera. ¿Cómo llegaron las semillas? ¿Florecen a causa del cambio climático? Algo está pasando en el único continente del planeta sin árboles y que hasta ahora sólo tenía líquenes y musgos.

Por otra parte, la investigación de los seres vivos de los ecosistemas antárticos, con fines científicos y farmacéuticos, empieza a ser motivo de tensiones. Entre junio de 2008 y febrero de 2009 el número de patentes comerciales basadas en organismos antárticos aumentó de 107 a 187; el 60% de las patentes marinas se basan en el krill, crustáceo que forma parte esencial de la cadena alimentaria.

«La estabilidad de los ecosistemas antárticos es extraordinariamente sensible a la destrucción y fragmentación de sus hábitats singulares, que pueden verse negativamente afectados por una posible bioprospección incontrolada», concluye un documento presentado por España en 2005, que ya demostraba su preocupación.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.