Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Monday, May 5, 2008

La Cola del Geco, Crucial para Impedirle Caer y Para Maniobras Aéreas



¿Cuán útil es la cola de un animal? Para el geco, a diferencia de la mayoría de los animales, el rabo podría ser un asunto de vida o muerte. Una nueva investigación desvela que los gecos cuentan con su cola para no caer desde las superficies verticales y, si se caen, maniobrar en el aire como un paracaidista acrobático con el fin de lograr un aterrizaje lo más seguro posible.

Este descubrimiento ya está sirviendo de inspiración a los ingenieros para diseñar mejores robots trepadores, y podría también ayudar al diseño de vehículos planeadores no tripulados.

Según uno de los autores, Robert J. Full, profesor de Biología Integrativa en la Universidad de California en Berkeley, en los experimentos anteriores con gecos la atención se centró en los inusuales dedos de sus patas como un elemento básico para escalar una pared y colgarse de los techos. Full descubrió hace seis años que, aunque las garras ayudan a los gecos a escalar superficies rugosas, millones de pelos microscópicos en sus dedos hacen posible que trepen por superficies lisas.

Cuando los ingenieros comenzaron a fabricar robots parecidos a los gecos, descubrieron que una cola podía ser necesaria para evitar que perdieran el equilibrio y cayeran hacia atrás cuando resbalaran por una superficie vertical.

Cuando Full y Ardian Jusufi regresaron al laboratorio para observar cómo los gecos, específicamente el geco de cola plana Cosymbotus platyurus, del sureste de Asia, utilizan su cola, descubrieron que ésta es decisiva para el desplazamiento sobre superficies resbaladizas. Cuando los investigadores colocaron a los gecos en un material resbaladizo descubrieron que el rabo del animal actúa como una quinta pata evitando que caiga hacia atrás.

Con la ayuda de video de alta velocidad, los investigadores descubrieron que cuando un geco pierde la tracción de una de sus patas, coloca la punta de la cola sobre la superficie para no caer hacia atrás hasta que sus dedos pueden sujetarse nuevamente. Todo esto sucede en milisegundos, pues los gecos pueden subir por una pared a velocidades de hasta un metro por segundo, pegando y despegando sus dedos de la superficie 30 veces por segundo.

Si un geco pierde la tracción de más de una pata, los investigadores descubrieron que a menudo pone de forma plana su cola sobre la superficie para evitar la caída. Utilizando la técnica de apoyar la punta de la cola o la de colocar la cola de manera plana, casi todos los gecos pudieron hacer su recorrido por materiales resbaladizos en una pared vertical.

Los ingenieros con los que Full colabora se encargan ahora del diseño de colas activas para que sus robots imiten esos útiles movimientos de los gecos.

Durante los experimentos en la pared resbaladiza, Jusufi y Full se dieron cuenta de algo más sobre los gecos que se caían: casi siempre aterrizaban en sus cuatro patas, después de usar sus colas para reorientarse a sí mismos en el aire. Utilizando video de alta velocidad para registrar la caída de los gecos, cabeza abajo, desde una falsa hoja, descubrieron que los gecos hacían rotar su cola de manera que sus cuerpos giraran en la dirección adecuada para situarse con la panza y las cuatro patas hacia abajo y luego extendían éstas y sus dedos, a modo de paracaídas, para reducir la velocidad de descenso y aterrizar sobre cuatro patas. Esta maniobra aérea era posible gracias a la cola típicamente grande de los gecos, que, además, puede estar llena de grasa.

Información adicional en:
http://www.berkeley.edu/news/media/releases/2008/03/17_gecko.shtml

No comments:

Mystery Space Machines

There was an error in this gadget
There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.