Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, March 15, 2011

EL LENGUAJE DE LOS SÍMBOLOS


Para el estudio de cualquier ciencia es necesario conocer previamente el lenguaje en el que se expresará y no siempre lo que se utilizan son palabras o conceptos concretos. En las ciencias "formales", se usan las abstracciones matemáticas o geométricas y el lenguaje concreto, mientras que en Astrología utilizamos las abstracciones matemáticas y los ángulos geométricos unidos al lenguaje simbólico. En ambos casos se trata de lenguajes legados por la tradición cultural de los pueblos que nos han precedido en el tiempo. Se hable de matemáticas o de astrología.

Este lenguaje que vamos a aprender, de ningún modo es irracional, sólo tiene un orden de desarrollo lógico diferente, como ocurre con la música, las artes o el psicoanálisis. Aquí es conveniente recordar que el ser humano no piensa en palabras, sino en imágenes. Nuestra manera de pensar no se diferencia de la del hombre primitivo, salvo que el hombre actual ha desarrollado diferentes lenguajes con distintos signos para expresar palabras o pensamientos. El hombre primitivo, al regresar a la caverna, después de un accidentado día de caza, solo podía narrar lo acontecido a través de sonidos que acompañaba con gestos e imágenes, como aún se pueden ver en ciertos afloramientos.

Las repetición de esas imágenes las fueron reduciendo a símbolos hasta formar palabras y por fín un lenguaje.

El lenguaje de las estrellas o simbólico es muy parecido al proceso de sintetización del pensamiento, una vez aprendido es afín a cualquier otro lenguaje, de hecho el lenguaje astrológico transciende las fronteras lingüísticas naturales y es de índole universal. Comprender el lenguaje de las estrellas es más parecido a entender la música, las artes o el alma humana, que al recuento numérico de las matemáticas o la inacabable clasificación de las especies botánicas.

El lenguaje simbólico se aprende activando el lado derecho del cerebro, cerca del área del sentido musical, del sentido del humor y del sentido religioso, es decir, el lado de la mente abstracta. La matemáticas y la astrología son ciencias muy antiguas y afines, tanto que en un principio estaban unidas. Los hombres de las culturas pasadas razonaban con números y con figuras geométricas para resolver problemas de todas índoles, tanto en el terreno de lo práctico como en el de los conceptos abstractos. Estos mismos razonamientos geométricos y numéricos también se aplicaron para resolver problemas humanos y religiosos.

La Astrología de nuestro tiempo se ha quedado entre estos dos terrenos y se aplica preferentemente para resolver problemas humanos, manteniendo el lenguaje numérico y religioso, de tal manera que será corriente hablar de dioses, de figuras geométricas y de números. En el lenguaje astrológico, los números , los ángulos geométricos y los dioses se entienden de manera diferente a como lo hacen las ciencias aplicadas cuando utilizan los números y la geometría, y por supuesto la referencia a los dioses nada tiene que ver con los conceptos religiosos al uso. En el lenguaje astrológico, utilizamos los nombres de los dioses antiguos en un sentido simbólico, no religioso ni místico. Desde el punto de vista astrológico, los dioses que aquí se expresan, solo pueden ser el reflejo velado y escindido de una presencia mistérica inextrincable, íntima con ella misma.

- La vereda que recorre el astrólogo, vá bordeando el camino iluminado por donde transcurre la verdad, es decir, la experiencia del " Ser ". Sin embargo la Astrología no puede considerarse "camino " o " vía " de realización, a lo mas, vereda de acercamiento difícil y poco recomendable, pues escasean los astrólogos místicos.-

Así que cuando hablamos de dioses nunca lo hacemos del " Ser ", solo nos referimos a las veladuras que de Él percibimos. De tal manera que los dioses de la Astrología solo son la sobra sobre un velo, de una verdad aún mayor que transciende al estudioso de esta ciencia. Por ello en la interpretació n astrológica, las palabras " dioses " o sus nombres particulares están vacías de contenido religioso o místico, en contrapartida, están repletas de simbología humana como veremos mas adelante.

Para entrar en el universo simbólico es muy conveniente tener un conocimiento previo de los mitos y las leyendas que les dan sentido y vida. Los mitos y las leyendas juegan un papel de reglas mnemotécnicas que permitirán retener un gran cúmulo de información.

En el lenguaje simbólico cada cuerpo celeste tiene un nombre de dios, una leyenda, un mito y una simbología cargada de conceptos. Cada uno de estos conceptos son como cajas herméticas, que al abrirlas nos muestran un rico contenido expresivo, fiel reflejo de una parcela del inconsciente colectivo de la humanidad. Esta primera parte del lenguaje celeste queda así ligado al lenguaje simbólico.

La característica fundamental del simbolismo utilizado en astrología, es su naturaleza multiplicadora; al tiempo que representa a una determinada fuerza planetaria, significa un tipo de expresión humana, un modo de comportamiento o una identificació n con cierto tipo de personas, cosas o acontecimientos. - con los efectos que cabe esperar de ellos en la esfera personal o individual.-

Jung dice que: " el símbolo es un lenguaje de imágenes y emociones basados en la condensación expresiva y precisa que habla de verdades transcendentes, exteriores al ser humano, - orden cósmico - y de sentimientos interiores - pensamiento, orden moral, evolución anímica - " Para comprender el lenguaje simbólico podemos pensar en una gigantesco microchip capaz de almacenar y reciclar información exacta y concisa. El lenguaje simbólico es toda una psicomaquinaria capaz de transformar energía y expresar conceptos precisos.

Cirlot afirma que: " El símbolo es una realidad casi exclusivamente anímica que se proyecta sobre la naturaleza, bien tomando a sus seres como elementos idiomáticos ( como ocurre en la simbología astrológica, cuando utilizamos las formas de ciertos animales ) o bien convirtiéndolos en personajes que participan en el drama de cada individuo ". Los personajes mitológicos desarrollan a la perfección todos los dramas humanos y son un fiel reflejo de nuestro mundo inconsciente.

El símbolo por sí mismo no se puede conocer, porque en el símbolo lo particular representa lo general, no como en un sueño o una sombra, sino como viva y momentánea revelación de lo inescrutable. Como dice Saurier: " Son la expresión sintética de una ciencia maravillosa de la cual los seres humanos han perdido el recuerdo - pero que - enseñan todo lo que ha sido y será, bajo una forma imperturbable" . El simbolismo es pues, un lenguaje que transciende las barreras físicas, lingüísticas y temporales de todos los seres humanos, es un lenguaje inmutable pero cognoscible. Es labor del astrólogo y del psicólogo recordar, aclarar, actualizar y llevar a la conciencia individual el mensaje contenido en los símbolos.

Para facilitar la tarea de aprendizaje, tomaremos la función del símbolo como un elemento didáctico y trataremos de expresarlo a través de la ley de semejanzas o correspondencias astrológicas. Unas veces haremos uso de las correspondencias tradicionales y otras adoptaremos las que nos ofrece la escuela psicoanalítica. Para utiliza las correspondencias y las analogías es conveniente hacer uso del sentido artístico, pues como dice Coommaraswany, erudito orientalista, especialista en arte Indio, persa y árabe: " El simbolismo es el arte de pensar en imagenes ".

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.