Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Wednesday, March 9, 2011

Los enigmas de Creta




Relacionada con la Atlántida, el lugar donde vivían seres mitológicos como el Minotauro, Creta, cuna de la gran civilización griega, mantuvo relaciones con otros pueblos del Mediterráneo, como el egipcio, alargando así la sombra de su misterio.

La isla de Creta está situada en el mar Egeo, al sur de Grecia. El origen de su poblamiento es en la actualidad una incógnita. El hallazgo hace pocas semanas de más de 2.000 herramientas de piedra en el interior de unas cuevas y terrazas marinas podría ayudar a conocer la respuesta.

Algunos de estos objetos son bifaces del período achelense, es decir, de hace 1,6 millones de años. Sin embargo, al no haber restos humanos vinculados a estas herramientas, no se ha podido conocer qué grupo de homínidos fueron sus creadores ni de dónde procedían. Posiblemente fueran Homo erectus, heildebergensis o neandertales. Si se confirma cualquiera de estas hipótesis, lo más probable es que los primeros habitantes de la isla vinieran desde el continente y no desde África, tal y como se había pensado en un principio. Pero este misterio es simplemente uno más de los muchos que abrazan la historia de este importante núcleo cultural del Mediterráneo.

Evans y el palacio de Knossos

La historia de la arqueología en Creta está ligada de forma irremediable a sir Arthur John Evans (1851-1941). Siguiendo los pasos de Heinrich Schliemann, descubridor de Troya, el británico decidió comprar la colina de Kefala, en el centro de la isla, para buscar el palacio de Knossos, perteneciente al rey Minos.

La idea de identificar el cerro con la leyenda procedía del anticuario griego Minos Kalokerinos. De esta for- ma, el 23 de marzo del año 1900, siguiendo las directrices del griego, una cuadrilla de treinta hombres comenzó las tareas de excavación en la zona. A los pocos días aparecieron los primeros frescos y una estructura arquitectónica formada por innumerables habitaciones y patios. Evans estaba convencido de que se trataba del mítico palacio del rey Minos, hijo de Zeus y padre de Ariadna y Fedra, el lugar en donde había vivido el famoso Mi- notauro, un monstruo con cuerpo humano y cabeza de toro.

La cultura atlántida

El palacio cuenta con casi 17.500 m² y unas 1.500 habitaciones. Su construcción data del año 1500 a.C. Su forma es casi rectangular y todas las estancias giran en torno a un gran patio pavimentado. En cada uno de los extremos del mismo se levantan gigantescos muros con techos de adobe sostenidos por las famosísimas columnas de fuste cónico invertido de color rojo. El explorador creyó siempre que el palacio perteneció al rey Minos, por lo que generalizó su nombre a la cultura allí asentada llamándola minoica, que dividió en tres grandes períodos: Minoico Antiguo (3400-2100 a.C.), Minoico Medio (2100-1580 a.C.) y Minoico Reciente (1580-1200 a.C.).

Tras realizar un estudio comparativo entre los objetos egipcios encontrados en el palacio y los cretenses hallados en Egipto, el británico propuso una cronología de la época minoica que aún hoy, rebajando únicamente 200 años el Minoico Antiguo, puede considerarse válida. Yendo un paso más allá, Creta, a la luz de los hallazgos realizados por Evans y por las fechas en las que desapareció su cultura, ha sido identificada con la Atlántida descrita por el filósofo griego Platón. En 1913, su compatriota K. T. Frost habló por primera vez de la Atlántida cretense, hipótesis que sería respaldada y sólidamente defendida por el arqueólogo griego Spyridon Marinatos, quien en 1938 señaló que Creta desapareció por la erupción del volcán Santorini, generando un escenario similar al descrito por el filósofo ateniense en los diálogos Timeo y Critias.

Creta y los Keftiu

Los antiguos cretenses desarrollaron una cultura sofisticada para la época, quizá no tanto como la idea que podemos extraer de la descripción que hizo Platón de los atlantes, pero sí una civilización más evolucionada que otras que en esos años del segundo milenio antes de nuestra era deambulaban por el Mediterráneo. Los contactos de los cretenses con otros pueblos de su ámbito fueron claros. Si realmente fueron ellos los atlantes, el sabio Solón (ca.638-558 a.C.), quien tomó la historia de la Atlántida de unos sacerdotes egipcios para luego heredarla Platón a través de Critias, podía estar refiriéndose a los keftiu de las fuentes egipcias. Este pueblo poseía desde el punto de vista estilístico una notable semejanza con los cretenses, de tal manera que la inmensa mayoría de los especialistas identifican ambos. Que existían contactos entre Grecia y Egipto es sabido gracias http://www.blogger.com/img/blank.gifa los hallazgos de objetos helenizantes del Imperio Medio egipcio (2000 a.C.). Cinco siglos más tarde, en algunas tumbas del Imperio Nuevo se encuentran referencias y reprhttp://www.blogger.com/img/blank.gifesentaciones de los keftiu.

La presencia de uno de ellos en la tumba de Menkheperraseneb (TT86), alto sacerdote de Amón en tiempo de Tutmosis III, luciendo un faldellín con decoración geométrica, trenzas rizadas y una bandeja con el característico rhyton cretense y el vaso con forma de cabeza de toro, parece señalar que, sin lugar a dudas, los keftiu y los cretenses eran el mismo pueblo. Quizá, solamente quizá, la única representació n en Egipto de lo que la tradición llegó a identificar con los atlantes.

via: mas Alla de la Ciencia. Es

http://www.fenomeno sparanormales. org/

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.