Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, March 10, 2009

Cuando los reptiles prehistóricos echaron a volar


Hasta ahora no se había podido hallar una respuesta que explicara cómo los reptiles voladores como los pterosaurios eran capaces de conseguir la elevada potencia necesaria para remontar el vuelo. No obstante, un grupo de investigadores de los Estados Unidos y Gran Bretaña ha sido capaz de recomponer este rompecabezas. Sus hallazgos se han publicado recientemente en la revista PLoS ONE.

CORDIS
Los pterosaurios surcaban los cielos 70 millones de años antes que los pájaros, durante el Mesozoico. Aunque hay quien piensa que eran dinosaurios, lo cierto es que únicamente estaban estrechamente relacionados. Los dinosaurios se definían como reptiles diápsidos erguidos, mientras que los pterosaurios probablemente fueran semierguidos.

Dado que muchos podían alcanzar el tamaño de una pequeña avioneta, los investigadores se preguntaban cómo eran capaces de remontar el vuelo. Lo que sí está claro es que los pterosaurios obtenían la potencia necesaria para volar batiendo sus grandes alas, que llegaban a tener hasta diez metros de envergadura y se componían de membranas de piel y otros tejidos así como de fibras de actina muy próximas entre sí.

De acuerdo con los investigadores, los pterosaurios poseían sacos de aire parecidos a globos que se extendían desde los pulmones a todo el cuerpo, además de huesos huecos como los pájaros contemporáneos. Esto proporcionó a estos maravillosos reptiles un aparato respiratorio eficiente y los investigadores determinaron que el sistema esquelético y los sacos de aire reducían la densidad de estos animales y les ayudaba a remontar el vuelo.

«Hemos descrito el aparato respiratorio de un pterosaurio», explicó el Dr. Dave Urwin, paleobiólogo del Departamento de Estudios Museísticos de la Universidad de Leicester (Reino Unido) y coautor del estudio. «Se trata de un mecanismo sorprendentemente eficiente que, en lo esencial, posee la misma estructura que el sistema pulmonar de un pájaro moderno, sólo que desarrollada 70 millones de años antes.»

El estudio se llevó a cabo tras la visita a Berlín (Alemania) de Leon Cassens, profesor auxiliar de la Universidad Holy Cross (Estados Unidos), y de Patrick O'Connor, también profesor auxiliar de la facultad de Medicina Osteopática de la Universidad de Ohio (Estados Unidos) hace casi seis años. En Berlín pudieron observar la caja torácica de un pterosaurio en buen estado de conservación. El profesor Urwin también observó el fósil cuando trabajaba como conservador del Museum für Naturkunde de Berlín en 2003.

Los tres paleobiólogos decidieron aunar fuerzas para descubrir cómo conseguían estos reptiles la potencia para batir de forma continua sus alas durante el vuelo.

«La forma y el tamaño de los segmentos de la caja torácica que se articulan con el esternón muestran que, al contrario de lo que originalmente se pensaba, la caja torácica era móvil», afirmó el profesor Claessens, y añadió que las «extraordinarias proyecciones de las costillas del esternón, nunca antes detectadas, potenciaban los músculos que daban movimiento a la caja torácica».

Los investigadores también compararon especímenes de pterosaurios con los esqueletos de las aves modernas para entender mejor la relación entre los sacos de aire y el esqueleto. El equipo empleó tomografía axial computerizada y radiografías para poder observar mejor los huesos.

«Sus sacos de aire se extienden hasta la punta de las alas, lo que abre una amplia gama de posibilidades con respecto al empleo de dichos compartimentos de aire durante el vuelo y los comportamientos sociales», indicaron los investigadores. «Descubrimos una relación directa entre la proporción del esqueleto que contenía sacos de aire y el tamaño total del animal», añadieron.

En resumen, cuanto más pequeños son lo pájaros, menor es la cantidad de huesos con aire que poseen. Esto se debe a que pesan menos y a que necesitan gastar menos energía para mantenerse en el aire. Los grandes animales voladores, como el pterosaurio, poseen huesos con aire que reducen su densidad y les facilita la suspensión del cuerpo en el aire.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.