Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Thursday, March 19, 2009

El 'puzzle' de un depredador de hace 500 millones de años


Los investigadores revelan detalles de la evolución de los artrópodos. Han logrado recomponer un ejemplar cuyos fósiles estaban dispersos en los museos

Hace entre 540 a 500 millones de años, un depredador llamado 'Hurdia victoria' y sus primos cercanos dominaban los primitivos mares cámbricos, donde se hicieron más grandes que otros organismos, de los que seguramente se alimentaban. Ahora, un grupo de científicos ha logrado reconstruir cómo era en una imagen que, según aseguran, es la de un 'Tiranosaurio Rex' del Cámbrico, pero dentro de la rama de los anomalocarídidos, que podría traducirse como 'gambas extrañas'.

'Hurdia', según aseguran esta semana en la revista 'Science', ha permitido conocer aspectos muy importantes de la evolución primitiva de los artrópodos en aquel momento de explosión de la vida en los océanos.

Algunos de los fósiles de este depredador, de unos 20 centímetros de longitud, fueron descritos por primera vez en 1912, cuando fueron localizados en la formación Burgess Shale, un yacimiento paleontológico de Canadá reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco debido a su espectacular riqueza.


Fósiles encontrados en Burgess Shale. / Science.

El problema es que gran parte de los fragmentos estaban dispersos en diferentes instituciones y habían sido clasificados de forma errónea, al menos, en ocho géneros diferentes. Allison C. Daley, de la Universidad de Upsala, y sus colegas, canadienses y británicos, decidieron reconstruir el rompecabezas.

Los estudiosos de las primeras piezas ya habían descubierto a principios del siglo XX que formaban parte de algo parecido a un crustáceo, pero desconocían que había otros fragmentos en diferentes colecciones, descritos como medusas, pepinos de mar y otros artrópodos.

En los años 90 del siglo pasado, nuevas expediciones descubrieron más especímenes en Burgess Shale, así como cientos de piezas aisladas que hacían pensar que 'Hurdia' era más de lo que parecía. El último fragmento importante, y muy bien conservado, apareció cuando se rebuscó en las viejas colecciones del Museo Nacional Smithsonian, de Washington (EE.UU.).

En los años 70 y 80 se pensaba que era un artrópodo, pero después se pasó a pensar que se trataba de un extraño ejemplar del famoso depredador monstruoso 'Anomalocaris', un camarón extinto relacionado con los anteriores.

Ahora, el nuevo estudio aclara las características físicas de 'Hurdia' y sus semejanzas y diferencias con otros anomalocarididos. Como ellos, según se describe en el artículo, presenta un cuerpo segmentado, dos pares de garras principales en su zona ventral y una quijada de estructura circular con muchos dientes.

La diferencia principal con sus congéneres es un enorme caparazón con tres partes que se proyecta hacia la parte frontal de la cabeza del animal. "Una estructura como ésta no se había visto antes en artrópodos, ni fósiles ni vivos", reconoce Allison Daley.

Daley señala que el uso de este gran caparazón "es un misterio" porque en muchos animales sirve como protección de las partes más blandas del cuerpo, como ocurre con los cangrejos o las langostas, pero éste no es el caso porque se trata de una estructura vacía. "Sólo se puede conjeturar para qué pudo ser útil", añade la investigadora.

Tanto 'Hurdia' como 'Anomalocaris' serían antepasados muy primitivos del linaje evolutivo que llevó a los artrópodos, un grupo que hoy incluye a los insectos, los crustáceos, las arañas y los ciempiés.

Además, 'Hurdia' tenía una gran papada, que cubría buena parte de su cuerpo y que, probablemente, tenía como misión proporcionar el suficiente oxígeno a un animal que era un nadador muy activo.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.