Skyline

Skyline
the movie

tus pupilas de gato

Virgin Galactic

House Music Ivan Robles

Tuesday, March 17, 2009

'Depredador X', el tiranosaurio de los mares


Hallan fósiles de un pliosaurio cuya mordida es mayor que la del tiranosaurio
Se trata de una nueva especie de hace 147 millones de años


Reuters
El gigantesco fósil de un monstruo marino descubierto en el Ártico y conocido como 'Depredador X' muestra una capacidad para devorar que haría que el tiranosaurio pareciera inofensivo, según han declarado los científicos responsables de su hallazgo.

El reptil marino de la era jurásica, de 15 metros de longitud, tenía una fuerza de 15 toneladas en su mordida por cada pulgada cuadrada, señalan fuentes del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oslo, en declaraciones sobre el nuevo descubrimiento, en el archipiélago de Svalbard, en el Artico noruego.

"Con un esqueleto de más de tres metros de longitud esperas que la mordida sea poderosa pero esto está fuera de la escala", afirma Joern Hurum, un profesor de Paleontología del Museo que encabezó la excavación internacional en el 2008.

"Es mucho más poderoso que el 'Tyrannosaurus rex", sostiene Hurum respecto al reptil, que habría sido un importante depredador marino. El tiranosaurio fue un carnívoro terrestre de envergadura entre los dinosaurios.

Los científicos reconstruyeron la cabeza del depredador y calcularon su fuerza al compararlo con una mandíbula de similar forma de un lagarto en un parque de Florida.
Mordida del monstruo

La mordida de 'Depredador X' era diez veces más poderosa que la de cualquier animal moderno y superaba en cuatro veces la de un tiranosaurio, explican los científicos, quienes creen que el fósil tiene 147 millones de años.

Los dientes del pliosaurio, perteneciente a una nueva especie, tenían 30 centímetros de largo. Los científicos reconstruyeron el reptil de un cráneo parcial y 20.000 fragmentos de esqueleto. El pliosaurio, cuyo peso se estima en 45 toneladas, era similar pero tenía más huesos que otro fósil de un monstruo marino encontrado en Svalbard en el 2007.

Hurum aseveró que el primer fósil de un pliosaurio era lo suficientemente grande como para masticar un vehículo pequeño. "Este podría moler un Hummer", dijo, haciendo referencia al vehículo deportivo de General Motors.

Los científicos también determinaron que el pliosaurio tenía un pequeño cerebro con la forma parecida a la de un tiburón blanco grande, de acuerdo con los escáneres realizados por Patrick Druckenmiller, de la Universidad de Alaska.

No comments:

Mystery Space Machines

Calorie Calculator

There was an error in this gadget

Pensamiento de hoy

febrero, 2008
Aprender sin pensar es tiempo perdido, pensar sin aprender es peligroso.
Confucio, filósofo chino.


"No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va" (Séneca)

Camuflaje OVNI

Copyright

En nuestro mundo, una de las facultades que más nos asombra del mundo animal es la llamada mimetismo. Esta es la capacidad de los organismos vivos para pasar inadvertidos para los depredadores. Las variantes son múltiples, desde cambiar el color del pelaje, confundiéndose con su medio, hasta el de adquirir las formas de su entorno, incluso cuando nosotros mismos observamos el comportamiento de animales de nuestro interés, utilizamos el recurso del camuflaje. En la guerra la invisibilidad es una premisa, es por eso que la nación que logre duplicar el camuflaje OVNI obtendrá todas las ventajas sobre su enemigo. Actualmente existen naves invisibles, por lo menos para el radar, como el llamado Stealth Fighter, que por su diseño y pintura especial pasa inadvertido para los radares.

Einstein, en una de sus teorías afirmaba que mediante procesos magnéticos haciendo vibrar un objeto, esté podría desplazar el espectro electromagnético visible que despiden los objetos haciéndolos completamente indistinguibles para el ojo humano. Teoría que se probaría en el tristemente célebre experimento Filadelfia en 1947, con repercusiones bastante lamentables.

Los rayos infrarrojos y ultravioleta están por encima y por debajo, respectivamente, del espectro visible para el ojo humano. Para que una frecuencia infrarroja pueda ser perceptible son necesarios elementos ópticos y tecnológicos de los que carece el ojo humano, sin embargo, un ejemplo claro para poder realizarlo en nuestro hogar, basta colocar un telemando frente a una cámara de video y observarlo en el monitor de televisión.

Esto explicaría cómo aparece y cómo queda registrado en un video un OVNI, cuando al realizar la grabación éste no se observa y ni siquiera es el centro de atención. No obstante, este fenómeno también se produce en negativos fotográficos aun cuando este proceso (óptico químico) es diferente al video. Dando una idea de que si nuestras percepciones físicas no pueden detectar estos avistamientos, sí se cuenta con elementos para poder observarlos.

Otro tipo de camuflaje OVNI (al menos físico y visible), sería el de adoptar las formas del entorno atmosférico, en este caso nubes. Se han registrado avistamientos donde los observadores de estos fenómenos, ven claramente cómo las nubes tienen movimientos caprichosos en el cielo. Estos movimientos por cierto muy semejantes a los observados a través de la historia, donde incluso algunos casos se observan bajar entidades de las mismas.

Por otra parte, la misma maniobrabilidad de algunos OVNI´s hacen que pasen desapercibidos para algunos instrumentos de detección, esto como es de suponerse, sólo es necesario hallarse fuera del campo que cubre un radar, colocándose por encima o por debajo para pasar inadvertido. En medio de estos parámetros explicativos queda otra interrogativa, ¿se pueden ver o fotografiar entidades que se desarrollan en un plano de tres dimensiones? No, no se puede, ya que no obedecen las leyes físicas y ópticas del mismo comportamiento que conocemos, haciendo imposible dejar constancia en una placa o en un video, al menos con la óptica terrestre tal y como la conocemos.

Como se podrá deducir entonces, el hecho de que observemos OVNI´s en el cielo, sólo puede tratarse de un acto consciente de ser observados y enterarnos que allá arriba está sucediendo algo.